La leyenda Asturiana del puente del Beso

PUENTE DEL BESO

PUENTE DEL BESO

LEYENDA DEL PUENTE DEL BESO:

En la Edad Media nuestros mares cantábricos estaban poblados de una serie de flotas de piratas, las cuales tenían atemorizados a todos los pueblos costeros. Los piratas tenían un gran desparpajo y habilidad para burlar cualquier tipo de persecución real y parecía que serian invencibles.
El principal pirata que dirigía todas las operaciones era un moro llamado Cambaral. Era conocido por su crueldad extrema, tomaba las naves, robaba las pertenencias, torturaba, mataba y raptaba a bellas doncellas para comerciar con ellas.
En vista de que parecía imposible su captura, el señor de la fortaleza de Luarca, decidió hacerle una emboscada haciéndose pasar por pescadores, saliendo a esperarlos a la mar y confiando en que en cuanto los piratas los vieran intentarían asaltarlos. Tuvieron suerte y cayeron en la trampa. Los piratas no conociendo la trama, picaron el anzuelo y se encontraron con decenas de personas perfectamente armados y preparados para el ataque.
De ésta acción, Cambaral fue echo prisionero y conducido a la fortaleza de la Atalaya, allí fue encerrado en las mazmorras.
Mientras celebraban la victoria, la hija del señor ( una bella joven, de muy buen corazón) pidió permiso para poder entrar a curarle las heridas, y una vez dentro de la mazmorra, mientras le curaba las heridas, sintieron el poderoso influjo del amor, que día tras día iba creciendo.
Decidieron fugarse, así que mientras que su padre estaba durmiendo, se reunieron y fueron hacia el puerto desde la fortaleza, pero en el último momento, el señor de la fortaleza, los sorprendió en el puerto (le pusieron al corriente de la fuga). Ellos viendo imposible su posibilidad de escapar, se abrazaron y se besaron como si fuera su último beso.
El señor de la fortaleza, incapaz de soportar esa traición, sacó una afilada espada y les cortó de un solo tajo, ambas cabezas, las cuales cayeron al agua del puerto, mientras sus cuerpos se quedaron fuertemente abrazados.
Tiempo después en ese mismo lugar se levantó el Puente del Beso .
El barrio de pescadores de Luarca lleva el nombre de Cambaral en memoria a la leyenda.

FUENTE ORIGINAL

Anuncios