Los burdeles: fuente de inspiración para la capilla Sixtina

Por Pilar Turu

david miguel Angel

Visitar la capilla Sixtina supone un deleite estético; ver la genialidad del trazo de uno de los grandes del Renacimiento y de todos los tiempos como los es Miguel Ángel sigue quitando el aliento y provocando el ajetreo entre las masas para contemplar sus frescos, considerados por muchos historiadores del arte el mayor logro del Alto Renacimiento.

Michelangelo Buonarroti (1475- 1564), mejor conocido en español como Miguel Ángel, el gran artista del Renacimiento, buscó ser reconocido como escultor antes que pintor, ya que darle forma al mármol siempre fue su oficio predilecto, y consideraba la escultura la más elevada de las artes. Creía además que el material con el que trabajaba contenía ya en sí la idea de lo que iba a ser representado, añadiéndole una fuerte carga espiritual por la creencia de un poder “sobrehumano”.

Aunque se diga que pintar no era su “actividad” favorita, la destreza es inmejorable y sus pinturas son las obras de arte por antonomasia, siendo los museos vaticanos de los más visitados en todo el mundo.

creacióndeadán

Estudios recientes apuntan a que el resultado de la iconografía en el techo de la capilla Sixtina no fue sólo una experiencia religiosa… parece que Miguel Ángel concurrió varios burdeles de la época para obtener las ideas y reconocer la anatomía humana. Esto no es de extrañar, pues en las academias de arte siempre se han tomado clases con desnudos para aprender sobre las formas de la anatomía humana y perfeccionar la técnica.

Aunque es cierto que en esta época se sigue una filosofía humanista que posiciona al hombre  y a sus logros en el centro de todas las cosas y lo enaltece, por lo que se pone de relieve la anatomía, equilibra sus proporciones, y lo hace bello, perfecto y armónico, los placeres siempre han sido los placeres, y la inspiración no siempre es contemplativa.

“Un condenado, por ejemplo, es conducido al infierno agarrado por los testículos y entre los beatos se producen besos y abrazos ambiguos, claramente de naturaleza homosexual”, explica Elena Lazzarini, estudiosa y experta del tema.

miguelangel

“Los cuerpos masculinos, muy viriles, que componen la pintura del Juicio Final corresponden con la apariencia física de peones y cargadores retratados durante el trabajo, con los músculos tensados y con el cansancio y el esfuerzo reflejados en sus rostros”, reflexiona la italiana.

Según expertos, los artistas renacentistas italianos acudían constantemente a las llamadas stufa, que en italiano designan unos baños públicos similares a los burdeles; lugares en los que a menudo se ejercía la prostitución y los encuentros homosexuales. Tras “estudiar” a los “modelos”, después serían representados en las obras. Según Lazzarini, desde Leonardo a Bronzino y Miguel Ángel, en sus obras representan estas situaciones.

juicio final

Fuente: http://culturacolectiva.com/los-burdeles-fuente-de-inspiracion-para-la-capilla-sixtina/

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios