Leyenda Celta – Morgana la hechicera

Morgana le Fay, de Anthony Frederick Sandys (1864).

Morgana le Fay, de Anthony Frederick Sandys (1864).

Se sabe que el rey y Morgana guardaban entre sí cierto parentesco, unos mantienen que eran hermanos, otros hermanastros. Este hecho en apariencia sin importancia, puede ser fundamental ante la sospecha de que pudieron tener un hijo juntos. Nadie duda de que Morgana tuvo un hijo, Sir Mordered, pero tampoco queda claro quién era su padre.

Algunas fuentes apuntan que era hijo del mismísimo rey Arturo, fruto de una relación incestuosa, y que por eso, al quedarse embarazada, abandonó la corte y se refugió en la Isla de Avalon. El odio que sentía Sir Mordered hacia el rey Arturo, que le llevó a protagonizar una rebelión contra él y fue artífice de su muerte, parece confirmarnos su origen. Para otros Sir Mordered no era hijo del rey, sino su sobrino, y no reclamaba lo que era suyo como hijo natural, sino que lo hizo por ambición.

Nunca faltan las malas lenguas cuando se trata de mujeres, y contaron algunos chismosos que Morgana tuvo varios amantes, entre ellos Sir Guindomar, otro posible padre para su hijo. Para quienes contaron esta historia éste fue el verdadero motivo de que Morgana abandonara la corte y se refugiara en la isla, donde fue a parar el rey para morir.

fata-morgana

En los primeros poemas en verso el papel del hada Morgana era muy menor: una hermosa y morena hada que ayudó al rey cuando éste llego en barco a las aguas de la ista de Avalon, herido de muerte en la batalla contra Sir Mordered. Con el transcurso del ciclo artúrico la personalidad del hada Morgana se complica. Cuentan que odiaba a Ginebra, y que, llevada por el odio, le confesó al rey que su mujer le era infiel. No sabemos si Ginebra era infiel, pero sí que esta confesión de Morgana fue para hacer daño al rey y desacreditar a su mujer y a los caballeros de la corte.

La relación con el sabio Merlín también es muy confusa. Si en algunos relatos el mago y ella mantuvieron relaciones y le enseñó necromancia, por eso Morgana sabía brujería, en otros el sabio conocía las astucias de Morgana y la odiaba. Entre las múltiples acusaciones que recibió Morgana se llegó a decir que le robó al rey su espada y que la embrujó, aunque no le sirvió de nada porque fue descubierta.

Pero entre tantas sospechas, calumnias y rumores, lo único que sabemos de verdad es que cuando el rey fue llevado herido a la Isla de Avalon, tres hadas llorosas y encapuchadas de negro lo recibieron con todo mimo: Morgana o Morgan le Fay, como se le conocía; Nínive, el hada encargada de educar a Lanzarote y que sedujo a Merlín para arrebatarle sus conocimientos; y Elaine de Corbenic, que engañó a Lanzarote para llevarlo a su cama y con quien tuvo a Galahad, el único caballero que alcanzó la posesión del Grial.

morgana

Es posible que el lector conozca muchísimas versiones sobre Morgana y piense que mi interpretación es errónea, pero no, hay tantas historias que cualquiera puede ser verdadera. Son sólo teorías. Cuando empecé la historia de Morgana no pensaba contarles la verdad sobre su vida, porque nadie la sabe, sólo me planteaba que conocieran otras posibles “verdades”. En cine no faltan las versiones sobre la vida del rey Arturo, y nunca falta Morgana. En Los Caballeros del Rey Arturo, aunque Ginebra era rubia y Morgana morena, encontramos a una bella y morena Ginebra, y a una rubia y astuta Morgana. La historia entre Ginebra y Lancelot es totalmente platónica, de un amor puro y una fiel Ginebra como protagonista, aunque Morgana intenta hacer creer al rey lo contrario, insinuándole al rey que hay mucho más que amistad y respeto entre Ginebra y Lancelot. Merlín desconfía siempre de Morgana, y sabe que su verdadera intención es desacreditar a los caballeros de la corte ante los ojos del rey.

Ésta es una interpretación, ahora les propongo otra.

El último sueño de Arturo en Avalón. Pintura de Edward Burne-Jones. Morgana (de blanco) es una de las nueve hadas que velan por el rey. El mago Merlín aparece en el margen derecho del cuadro

El último sueño de Arturo en Avalón. Pintura de Edward Burne-Jones. Morgana (de blanco) es una de las nueve hadas que velan por el rey. El mago Merlín aparece en el margen derecho del cuadro

No olvidemos otros muchos rumores que pueden dar luz a la historia. Tal vez fue Morgana la verdadera víctima de las murmuraciones, seguramente por odio. Cuentan por ahí que Ginebra la odiaba y que, cuando Morgana vivió en la corte, Ginebra le hizo la vida imposible y se opuso siempre a ella, otro de los motivos que se apuntan para que Morgana abandonara la corte. Tal vez Ginebra sí le fue infiel al rey Arturo y Morgana sólo fue quien la descubrió. Puede ser que de ahí viniera el odio entre las dos mujeres. Puede ser que todo fueran falsas acusaciones para manchar el nombre de alguien que odiamos. A esto se le llama venganza. Tal vez no fuera ella la conspiradora, sino la víctima, y más dulce y terrible fue la venganza de Ginebra, cuyos rumores cambiaron la historia.

Fuente: irlandairlanda

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios

  1. Como bien dices hay muchas historias al respecto, yo siempre creí por que así lo he leído en más de un relato, que Morgana era la amante de Merlin y el hijo era de ambos. 🙂

    Me gusta

    • Diversas fuentes describen a Morgana como discípula de Merlín, y más adelante como su rival; en este papel, el personaje aparece parcialmente superpuesto a “Viviana”, una de las figuras que corresponden al nombre de “Dama del Lago”. Mientras que Viviana (también llamada Nimue) seduce y embruja a Merlín con su belleza y su magia, Morgana aprende la magia de él y luego la usa para dañar a los caballeros de Arturo. Como puedes ver amigo Antonio, los relatos son diversos […] 😮

      Le gusta a 1 persona

  2. En una versión de Morthe d´Arthur, Morgana es hija del Duque e Igraine, la madre de Arturo seducida por Uther debido al engaño de Merlín, recluída en un convento durante su infrancia, luego amante de Arturo adoptando otra forma también por una noche para concebir a Mordred. De ahí el odio de Ginebra, a su vez enamorada de Lanzarote, La leyenda arturiana es fantástica.

    Un saludo afectuoso para ti.

    Me gusta

    • Existe una cantidad inmensa de bibliografía sobre el Rey Arturo y sus caballeros de la Mesa Redonda, sin embargo el primer autor en abordar el tema fue un monje irlandés llamado Godofredo de Monmouth quien, en el siglo XII escribió su Historia (Regum Britanniae), una entretenida crónica sobre los reyes británicos donde en algún punto menciona a Arturo como uno de los grandes monarcas habidos en esta buena tierra de Dios.

      Un saludo.

      Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.