Casa de las Siete Chimeneas*

749_casa_de_las_siete_chimeneas_1
La Casa de las Siete Chimeneas es un edificio construido entre los años 1574 y 1577. Los planos son obra de Antonio Sillero con modificación de Juan de Herrera, para Pedro de Ledesma, Secretario de Indias. Se encuentra situada en la plaza del Rey y es uno de los palacios más antiguos de Madrid.

En la actualidad el edificio se destina a albergar al Ministerio de Cultura y su estado actual es fruto de una serie de modificaciones realizadas con el paso del tiempo. El edificio original corresponde al cuerpo rectangular con fachada por su lado mayor a la calle Infantas. Alterna la mampostería y el sillar. A finales del siglo XIX Andrea de Lurano amplió el edificio con la construcción de otro cuerpo y añadidos los tejados a cuatro aguas y las chimeneas que le dieron su nombre popular.

Marqués de Esquilache

Marqués de Esquilache

En el siglo XVIII la casa fue ocupada por el Marqués de Esquilache, Ministro de Hacienda de Carlos III. Durante el motín de Esquilache provocado por la prohibición del marqués de llevar capa larga y sombreo de ala ancha, la casa fue saqueada por los exaltados, que mataron a uno de los mayordomos que se opuso a su entrada. El Maques no sufre daño alguno por no encontrarse en el edificio.

Carlos III

Carlos III

Las últimas reformas llevadas a cabo son de los siglos XIX y XX. La primera, en 1881, cuando se restaura y acondiciona para sede del Banco de Castilla. La segunda es de 1957, por Fernando Chueca Goitia y José Antonio Domínguez Salazar.

En el reinado de Alfonso XIII, durante la dictadura de Miguel Primo de Rivera, la Casa de las Siete Chimeneas fue la primera sede del Lyceum Club Femenino, una asociación cultural feminista, destinada a defender la igualdad femenina.

Es Monumento Histórico Artístico desde el año 1948 y en 1995 es declarada Bien de Interés Cultural.

En los años 80 (1980-89) fue sede del Banco Urquijo, e inmediatamente después pasó a serlo del Ministerio de Cultura.

La Casa de las Siete Chimeneas es famosa por las leyendas que se cuentan sobre ella:

Una de ellas dice que el edificio fue vivienda del capitán Zapata y a su esposa Elena, hija de un caballero a las órdenes del rey. Que al poco tiempo de contraer matrimonio, Zapata cae en la guerra de Flandes o La guerra de los Ochenta años. Después, Elena aparece muerta en su dormitorio sin esclarecerse las causas de su muerte y su cadáver desaparece.

En los mentideros de la Corte no se habla de otra cosa y todo el pueblo asegura haber visto el fantasma de una mujer caminando entre las siete chimeneas que coronan el tejado de este palacete. Después de recorrer todo el alero se arrodilla, se da golpes en el pecho y desaparece.

También hay quien cuenta que haber vistos a un mayordomo paseando por los pasillos que se encuentran cerca de la puerta de entrada, con relación al que falleció durante el motín de Esquilache.

Otra leyenda cuenta que en época de Felipe II, otra joven muere en su misma noche de bodas con un viejo hacendado Indio. Parece ser que la joven esposa también tenía ciertos encuentros con el pendenciero rey. La joven apareció en los sótanos del palacete con un puñal clavado en el pecho y las arras, regalo del rey, esparcidas a su alrededor. No son pocos los que aseguran que esta doncella también vaga todavía hoy en día por los sótanos de la casa.

 Felipe II

Felipe II

Una  cuarta leyenda habla también de Felipe II. En este caso la construcción de la casa tenía como finalidad el encerrar en la misma a una hija ilegítima del mismo. La joven, parece ser, se volvió loca.

A finales del siglo XIX, la casa fue reformada para convertirse en sede del Banco de Castilla y durante éstas reformas el cadáver de una mujer, junto con una bolsa con monedas de la época de Felipe II, fue descubierto entre los muros de los sótanos. También en el año 1960, otras reformas volvieron a desenterrar los restos de otro esqueleto emparedado, ésta vez masculino y hasta día de hoy, anónimo.

rutasconhistoria

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios