La Monja negra de Moret…

IGLESIA ABADIA DEL MONASTERIO BENEDICTINO DE MORET ( FRANCIA ) . Del monasterio de Moret solo queda su iglesia .

IGLESIA ABADIA DEL MONASTERIO BENEDICTINO DE MORET
( FRANCIA ) . Del monasterio de Moret solo queda su iglesia .

 

 

La Hija Negra de María Teresa de Austria y nieta de Felipe IV ? … ¿ Hija de un pigmeo o del Rey Sol de Francia ? …

LOUISE MARIE THERESE

LOUISE MARIE THERESE

Este cuadro, fechado en 1695 y que actualmente se puede ver en la Biblioteca de Santa Genoveva en el barrio Latino de París, levantó las sospechas… es Louise Marie-Therese (1664-1732), una monja del convento de benedictinas de Moret del que nunca salió y que podría ser la hija de la reina y de Nabo.

Las múltiples visitas al convento de miembros de la nobleza – incluso se dice que de su hermanastro Luis, el heredero de la corona – y dos cartas, fechadas el 13 de junio de 1685 y el 15 de octubre de 1695, en las que se conceden pensiones al convento y a la propia monja de 250 y 300 libras respectivamente podrían confirmar las sospechas.

carta-de-1695 untitled luis_xiv_340b

LUÍS XIV Y MARÍA TERESA DE AUSTRIA

El 16 de noviembre de 1664, tras un complicado parto y un mes antes de lo previsto, la reina de los franceses , por ser la esposa de Luís XIV ( el Rey sol ) , María Teresa de Austria , hija del rey de España Felipe IV, daba a luz a su tercer hijo, en este caso una hermosa niña … negra.

Todo empezó con el regalo de un esclavo pigmeo , al rey de Francia por los embajadores del rey Arda ( reino de Issiny , entre la actual Ghana y costa de Marfíl ) . Luís XIV , no supo que ocupación darle y se lo regaló a su esposa , a modo de bufón para que la entretuviera . Esta le puso de nombre Nabo y pronto se convirtió en su más íntimo confidente .

Desde ese momento el hecho de tener un esclavo negro , se convirtió en una moda entre las damas de la Corte de Versalles. Es lógico pensar que ante el abandono y la humillación que Masia Teresa sufría continuamente , los lazos entre la reina y la esclavo se hicieran cada vez más fuertes y mantuvieran relaciones íntimas .

untitledUn día, el duque de Beaufort, almirante de Francia (y primo del rey), trae consigo de uno de sus viajes a un joven esclavo negro y lo presenta en la corte. Complaciente, el duque regala el negrito a la reina para su distracción.

El niño africano sería cristianamente bautizado con el nombre de Nabo, revelándose al paso de los años como un joven impetuoso y de mente despierta, seduciendo y divirtiendo al círculo de la reina.

“A veces parecía que su corazón iba a estallar de tanta agitación, demostrando con esta emoción que su corazón estaba contento sólo cuando estaba junto al del hombre del que se quejaba” . MADAME DE MOTTEVILLE

La reina queda embarazada y tras un parto laborioso y adelantado , da a luz a una niña negra .
Ante tamaña sorpresa y escándalo , es más que probable que se culpase al influjo de la luna , a la ingesta abusiva de acitunas negras o a otras causa cual de ellas más peregrina . El curioso y extraño acontecimiento hace que se reune el rey con sus médicos y el clero para ver como resolver esta complicada situación…

imagesLa reina tiene un embarazo difícil, llena de inquietudes y a menudo enfermiza. La mañana del 16 de noviembre de 1664, se hacen sentir los primeros dolores.

El parto es largo y delicado, temiendose por la vida de la parturienta y del fruto de su vientre. Tras interminables horas, Maria-Teresa da a luz a una pequeña niña negra y, ante tamaña visión, se cree morir del tremendo disgusto.

Los galenos y cortesanos asistentes están estupefactos. El cuerpo médico intenta, enseguida, encontrar explicaciones atribuyendo el color de la piel de la recién nacida al régimen alimenticio de la reina durante su gestación.

También atribuyen las influencias del clima demasiado frío o caluroso, y de que a la niña le faltó aire durante el parto… Pero, aparte de las estrambóticas teorías exculpatorias, nadie se olvida del paje negro Nabo.

Se dice que la niña era frágil de salud y que falleció a los 48 días, un 26 de diciembre. El doctor Patin, médico y decano de la facultad, señala en su correspondencia: “la pequeña tuvo convulsiones y murió esta mañana; era débil y delicada, jamás tuvo salud.”

Este hecho es recogido por varios cronistas de la época; sin embargo, no se han encontrado relatos de testigos directos de la muerte de la princesa negra.

gabitos

©Andrés Cifuentes

boton-home

Anuncios