Juan de la Cosa y el más antiguo mapa de América.

Es el primero del Nuevo Mundo llegado hasta nosotros. Parece que la Providencia, preservando de la destrucción el monumento geográfico más grande de fin del siglo XV y principio del XVI, ha querido que la posteridad hiciese justicia a los eminentes servicios y excelsos méritos del navegante, nauta y sabio geógrafo vizcaíno Juan de La Cosa.

Porque resulta que, a pesar de ser tenido por sus contemporáneos en gran predicamento como hombre de mar, no se ocuparon de sus hechos los historiadores de aquella época. Su vida, llena de grandes merecimientos, ha permanecido casi ignorada hasta nuestros días.

Acompañó a Colón en el primer viaje, circunstancia que fue ignorada por Humboldt y Washington Irving, facilitándole su nave propia, la célebre Santa María, navío almirante de la expedición, que encalló y se perdió en las costas de Santo Domingo…

fragmento_mapa

 

No es mi intención entrar en discusiones eternas, porque a buen seguro que a más de uno se le ocurre recordar el mapa de Vinlandia y otras supuestas representaciones antiquísimas de América en forma de mapa. No, ese no es el asunto que hoy visita estas páginas, porque además tampoco tiene mucho sentido ya que existen opiniones para todos los gustos.

Hoy es Juan de la Cosa el protagonista y, cómo no, su mapa, que es considerado por los expertos como el más antiguo que haya llegado a nosotros en que se represente el continente americano. No debe extrañar, Juan de la Cosa fue un testigo excepcional del descubrimiento que, además de cartógrafo, fue un aventurero digno de ser recordado.

Un cántabro inquieto

cosa_juan

Ah pero, ¿Juan de la Cosa no era vizcaíno? Tal cosa puede todavía extrañar a quien lea alguna reseña histórica de cierta antigüedad, como sucede por ejemplo con artículos de la época del que abre el presente. Durante mucho tiempo se pensó que Juan de la Cosa era vasco, o más bien se confundió, pues El Vizcaíno era otro navegante.

Diversos documentos prueban que el origen de nuestro aventurero hay que buscarlo en la cántabra ciudad de Santoña. No es cosa rara la confusión, como tantas otras, pues lo que ha llegado a nuestros días sobre la vida de este singular personaje es bastante escaso y, para ahondar más en nuestra ignorancia, de su niñez y juventud poco se ha logrado averiguar.

alpoma

©Andrés Cifuentes
¡Gracias por leerme!

boton-home

Anuncios